II Jornada Internacional de la Juventud SSVP
La Sociedad de San Vicente de Paúl reafirma el papel fundamental de la juventud
El programa de este encuentro internacional estaba enfocado a cumplir tres objetivos: afianzar la formación y el enraizamiento en el carisma vicenciano, crecer en el compromiso para la misión de caridad de la SSVP, y desarrollar una red fraterna entre estos jóvenes que facilite su participación y  protagonismo, entendido como servicio a los demás, dentro de la institución.

Durante estos días fueron muchas las ponencias de formación que los jóvenes pudieron disfrutar. Se les ofreció información sobre la historia y el origen de la SSVP y de sus fundadores, modelos de vida vicentina en los que pueden, cada uno de ellos, reflejarse. También se les dio el ejemplo de muchos hombres y mujeres que, habiendo formado parte de nuestra institución, son ahora santos o tienen abierto el proceso de canonización. En este sentido, la SSVP es un verdadero apoyo para vivir la fe y buscar la santidad en el encuentro con el prójimo mas necesitado.

La espiritualidad estuvo presente en todo el encuentro, a través de eucaristías, oraciones preparadas por los propios jóvenes y debates sobre el carisma vicentino en la juventud. Pero esta espiritualidad no es nada si no se aplica, si no se hace verdadera en la ayuda a los demás, a los que están inmersos en la pobreza y, es por este motivo que también hubo tiempo para la realización de talleres y ponencias que ofrecieran herramientas y habilidades, a los jóvenes en este camino que han elegido como socios activos de la Sociedad de San Vicente de Paúl.
Una parte central de esta gran fiesta del carisma en la SSVP fue el discurso que ofreció nuestro querido consocio Renato Lima de Oliveira, Presidente General Internacional, a todos los jóvenes que participaron en tan especial evento. Renato Lima les dio un mensaje directo, que les llegó al corazón, instándoles a vivir la SSVP con un compromiso veraz y responsable, a ser conscientes de la importancia de su papel dentro de esta institución, fundada hace ya 185 años, por jóvenes como ellos, que sintieron la llamada de Dios a un servicio de ayuda fundamentado en una fe fuerte y valiente.

Eventos de importancia han tenido lugar en estos días. Además de la mencionada formación hemos tenido tiempo de vivir una videoconferencia internacional, en la que pudieron participar jóvenes SSVP de todo el mundo que compartieron en directo experiencias de proyectos e iniciativas de la juventud vicentina. También disfrutamos de dos eucaristías junto a la Familia Vicenciana, una en la Catedral Nueva de Salamanca, que ofició el Vicario General de la Diócesis, D. Florentino Gutiérrez, y en la que se leyó la Bendición Apostólica del Papa Francisco a todos los que participaron en este Encuentro Internacional de la Juventud. La otra Eucaristía tuvo lugar en la Basílica de la Milagrosa, allí se despedía a los jóvenes que ya se disponían a salir hacia sus hogares con el corazón lleno de las experiencias y de la espiritualidad compartida. Esta misa, muy emotiva, fue celebrada por el párroco P. Juan José González C.M., junto con el P. Manuel Freire C.M., siempre muy cariñosos  y atentos para con la SSVP.

Los jóvenes también tuvieron tiempo para vivir el servicio hacia las personas más necesitadas, visitando y participando activamente en los proyectos sociales y en las distintas acciones SSVP en Madrid. Realizaron esta labor como símbolo y afirmación de lo que todos y cada uno de ellos realizan en sus lugares de origen y como respuesta firme a lo que debe ser un vicentino, siempre centrado en la persona que más sufre, siempre viendo a Cristo en el pobre y al pobre en Cristo.

Durante los días de este encuentro se celebró el Día Internacional del Refugiado y los jóvenes fueron protagonistas de otra importante actividad de la Sociedad de San Vicente de Paúl, que no es otra que ser agentes de cambio social desde nuestra posición de católicos comprometidos, dando voz a todos los que viven una situación desesperada y dando testimonio del trabajo que desempeña la SSVP a los medios de comunicación.

Se organizó una rueda de prensa para este día, en la que participó el Presidente General Internacional de la SSVP, Renato Lima, el Presidente del Consejo Superior de España, Juan Manuel Buergo, y la juventud SSVP, que a través de sus testimonios demostraron a la prensa congregada que son personas comprometidas, que actúan contra la injusticia y el sin sentido, con todo su amor y con toda su responsabilidad. Además, muchos de ellos hablaron en primera persona de su apoyo a los refugiados, estos hombres y mujeres que tuvieron que dejar sus hogares huyendo de la destrucción, la muerte, las guerras y las persecuciones provocadas por el odio y por el lado más oscuro del ser humano. Jóvenes SSVP de Venezuela, Sudáfrica, Zambia, República Centroafricana, Nigeria,… hablaron con el corazón sobre la atención personal, el acompañamiento y la escucha que ofrecían a estas personas, en muchas ocasiones familias enteras que hacinadas en campamentos o vagabundeando por las calles llegan desposeídos de todo y a los que hay que devolverles su dignidad, a veces simplemente con un gesto de cariño, estando con ellos, y otras muchas veces ofreciendo un camino de promoción y recuperación.

Estamos seguros de que la juventud SSVP disfrutó de este encuentro, pero lo que de verdad esperamos es que se hayan llevado a sus casas la semilla de la fraternidad entre todos ellos. Esa fraternidad que se cultiva en el corazón de cada consocio y que se ha ido cosechando dentro de la Sociedad de San Vicente de Paúl desde que se fundó, ingrediente necesario para la receta de amor al prójimo que es identidad profundamente enraizada en Las Conferencias y de la que ya hablaba el Beato Federico Ozanam cuando decía que la caridad no puede existir en el corazón de muchos sin expandirse al exterior.

En este año, dedicado por la iglesia a los jóvenes y teniendo por delante ese Sínodo tan importante dedicado a ellos, la Sociedad de San Vicente de Paúl vuelve a alzar la voz para recordar que la SSVP nació por medio de un grupo de universitarios, apoyados fuertemente por una Hija de la Caridad, Sor Rosalía, y que queremos seguir creciendo como jóvenes comprometidos en la fe, para la mejora personal y la de los demás, como Rama que somos de la gran Familia Vicenciana.





Sociedad de San Vicente de Paúl
Consejo Superior de España
C/ San Pedro, 3 - 28014 Madrid
Telf.: 91 369 79 90
ssvp@ssvp.es




Formato .pdf