Consejo Superior de España
Septiembre 2017
Juan Manuel Buergo, nuevo Presidente de la SSVP España
El 23 de septiembre, en Asamblea Extraordinaria, los socios de la Sociedad de San Vicente de Paúl en España proclamaron a Juan Manuel Buergo como nuevo Presidente Nacional, sucediendo en este cargo de servicio a María Luisa Téllez.

La toma de posesión de la nueva Presidencia Nacional será el próximo sábado, 30 de septiembre, a las 13.30 h en el Templo Nacional de la SSVP España - calle Verónica nº 11, Madrid. -

Adjuntamos el primer discurso de Juan Manuel Buergo como Presidente Nacional de la SSVP España.
DISCURSO DEL PRESIDENTE NACIONAL, DIRIGIDO A LOS CONSOCIOS DE LA SOCIEDAD DE SAN VICENTE DE PAÚL EN ESPAÑA, EN EL DÍA DE SU ELECCIÓN.
23 DE SEPTIEMBRE DE 2017
Invocando al Señor quiero comenzar estas breves palabras y con la seguridad que la gracia de Dios es más fuerte que mi indignidad, es por lo que he aceptado esta inmensa responsabilidad que habéis puesto en mis manos sin tener yo mérito alguno para ello. El Señor a veces también se sirve de personas débiles para hacer su santa voluntad y es en esta confianza, en la gracia, por lo que pido vuestro apoyo para desempeñar juntos el programa que habéis votado, para que no nos conformemos con el servicio habitual que estamos prestando, sino para que abramos juntos nuevos caminos con el doble fin con que se fundaron Las Conferencias: “Ser útiles a nuestros hermanos y a nosotros mismos”. Juntos en oración y en comunidad fraterna, que es el germen de nuestra querida Sociedad San Vicente de Paúl.

Os pido vuestra disposición para que avivemos el ánimo y no nos quejemos porque nos sentimos mayores, cansados, desbordados o porque no disponemos de suficientes medios. Somos “siervos inútiles” y tenemos que saber que sólo por la gracia podemos afrontar este servicio en esperanza.

“La red de caridad que abrace el mundo”, que anhelaba nuestro principal fundador Federico Ozanam, la vamos tejiendo desde hace 184 años. Hoy, por voluntad de Dios, las Conferencias las conforman 800.000 miembros y están implantadas en 152 países en los 5 continentes. Es por tanto una importante familia, entendida como una red de consocios y voluntarios que trabajan por amor a Jesucristo al servicio de los pobres. Pero “también existe una segunda red de caridad, la que se teje entre nosotros, ente los consocios en el día a día. Cuando no existe o se rompe esta segunda red, -y a veces sufrimos estos desgarros porque nuestro ego no deja actuar al Espíritu Santo-, no es posible una existencia sana de las Conferencias. Sin caridad entre los vicentinos las Conferencias no se hubieran podido mantener unidas por tanto tiempo, sin caridad no hubiera habido tanto respeto ni tampoco tanta disponibilidad al perdón entre nosotros”.

Recuerda Federico con lágrimas en los ojos ya herido de muerte, en una de sus cartas como se reconocían nuestros antecesores, texto que me he permitido tomar como lema: “Aunque hablando diferentes lenguas, las manos se estrechan  siempre con una cordialidad tan fraternal que bien podrían reconocernos por la misma señal con que reconocían a los primeros cristianos: ¡Mirad cómo se aman!”.

Este año en que se cumple el 20 Aniversario de la beatificación de Federico y el 400 Aniversario del Carisma Vicenciano que se traduce en misión y caridad, asumo esta presidencia con este compromiso que comparto con vosotros, el de fomentar con ayuda de la gracia, la fraternidad entre nosotros los consocios, para lograr un crecimiento sano de las Conferencias, porque sabemos que por nuestra cuenta no somos nada, pero con Dios lo podemos todo.

Solo me queda agradecer la labor de los presidentes servidores que me precedieron y a todos los consocios presentes y representados, por la confianza que me habéis otorgado.

Para finalizar, quiero despedirme, con las mismas palabras de Federico a una asamblea de socios cuando tenía 24 años: “Oremos por la prosperidad de la fe católica, por el crecimiento de la caridad entre los seres humanos, para atraer sobre las obras en las que participamos las bendiciones del cielo”.

Que la Virgen Inmaculada, nuestra patrona, proteja a la Sociedad San Vicente de Paul, a nosotros y a nuestras familias.

Gracias de nuevo por vuestro apoyo. Recibid un fraterno abrazo en San Vicente de Paúl y en el Beato Federico Ozanam.





Sociedad de San Vicente de Paúl
Consejo Superior de España
C/ San Pedro, 3 - 28014 Madrid
Telf.: 91 369 79 90
ssvp@ssvp.es




Formato .pdf