Consejo General Internacional
Diciembre 2016
Es tradición en el Consejo General Internacional que el Presidente General de la SSVP, con ocasión de la Natividad del Señor, difunda un mensaje en el que desea a los consocios, sus familiares, y amigos de la SSVP de todo el mundo, que tengan una santa y feliz Navidad, con las bendiciones del Niño Dios.

Este año, el 16º Presidente General, consocio Renato Lima de Oliveira, centró el mensaje en el lema que la familia vicentina va a adoptar en 2017, con ocasión del aniversario de los 400 años del carisma vicentino: " Era forastero Y me acogisteis " (Mateo 25, 35).

El Presidente General también invita a los vicentinos de todo el mundo a visitar con frecuencia la web del Consejo General, que trae muchas novedades, proyectos, boletines y noticias sobre la Sociedad de San Vicente de Paúl, su desarrollo y expansión y, sobre todo, el trabajo por los pobres en todo el mundo: www.ssvpglobal.org.
Mensaje Navideño del Presidente General Internacional
Queridos Vicentinos en todo el mundo, con alegría les dirijo algunas palabras en ese tiempo de Navidad.
El nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo es uno de los momentos más adecuados del año para reflexionar, con fe, sobre el camino vicentino que hemos recorrido en nuestras Conferencias, Consejos y obras especiales, y sobre los desafíos que se nos presentan para el futuro.

En esta época del año, nuestra mirada se dirige al Niño Jesús que, en aquel momento, a pesar de todas las adversidades que sufrió con su familia, nació y “habitó entre nosotros” (Juan 1, 14), trayéndonos la salvación y testimoniando un camino de santidad para todos.

La familia de Nazaret - Jesús, María y José -, en el exilio, emigrante en Egipto (Mateo 2, 13-15), se vio obligada a abandonar su patria, su familia y sus amigos, huyendo de la ira implacable del rey Herodes. Ellos son ejemplo de emigrantes, que huyen a causa de las persecuciones o por el hambre. Del mismo modo que Jesús sufrió, el mundo de hoy está lleno de privaciones, sufrimiento, persecuciones y falta de armonía.

Hay muchas personas y familias que viven enormes dificultades en sus vidas, muchas de ellas tienen que salir de sus países en busca de lugares más seguros, y necesitan de la solidaridad humana y la caridad fraterna de todos, especialmente de los Vicentinos que en todo el planeta acogen y sirven, con esperanza, a unos 30 millones de hermanos y hermanas.

Meditar sobre las condiciones de vida de los pobres, en especial sobre la crisis moral y ética en la que estamos, es esencial para comprender los desafíos que afronta la Sociedad de San Vicente de Paúl y la Familia Vicentina en un mundo intolerante, injusto socialmente, lleno de prejuicios, excluyente y, sobre todo, poco cristiano.

No basta con atender las necesidades más inmediatas. “Debemos ir más lejos”, como dijo Ozanam, profundizando nuestra acción para identificar la raíz de los males que aquejan a nuestros hermanos, y proponer soluciones y alternativas para reducir estos males. Ese mismo Jesús que vivió entre los pobres, espera de nosotros una acción concreta y eficiente.

Por lo tanto, aprovechemos el tiempo de Navidad para hacer un balance de nuestra labor de caridad. Esta reflexión es fundamental, sobre todo ahora, en la ocasión de la conmemoración de los 400 años del carisma vicentino, cuyo lema es “Fui forastero y me acogisteis” (Mt 25, 35). Que esa reflexión nos anime a procurar el alivio del sufrimiento de los inmigrantes, para que ellos encuentren paz, amor, respeto y amparo adecuado en nuestra tierra que los acoge.

Que Nuestro Señor Jesucristo, nacido en Belén, abra los corazones y las mentes de la humanidad para que podamos llevar la “luz de la Verdad” al mundo entero.
¡Que el espíritu de la Navidad sea una realidad en nuestras vidas y que Jesús nazca y permanezca en nuestros corazones!

Este es el deseo del Presidente General. Que todos tengan una santa Navidad del Señor, y que el año 2017(“Año de Bailly”) esté lleno de bendiciones y logros. Un fraterno saludo en San Vicente de Paúl y en el beato Antonio Federico Ozanam, con las bendiciones de nuestra Santa Madre, la Virgen María.
¡Alabado sea nuestro Señor Jesucristo!
Renato Lima de Oliveira
16º Presidente General





Sociedad de San Vicente de Paúl
Consejo Superior de España
C/ San Pedro, 3 - 28014 Madrid
Telf.: 91 369 79 90
ssvp@ssvp.es




Formato .pdf